Locura y deseo

¿Cuántas vidas deberé vivir
hasta tenerte aquí a mi lado?
¿Cuántas lágrimas derramaré
hasta que se instale la sonrisa
y se borre la arruga de mi frente
definitivamente?
¿Cómo apagar el fuego que crece
y que calcina mis entrañas?
¿Cómo despertar feliz y plena
si siento esta soledad cada mañana?

Un dolor agudo me atormenta,
el corazón me agobia
me enloquece, me cercena
me mata de una triste pena…
Mientras, busco en el horizonte
una señal que dé brillo a mi mirada
un motivo que despunte mi alegría
que me acerque a ti, me dé esperanza
me aplaque el fuego,
me anime el alma,
enmiende mi mente ardorosa
y acaricie mi cuerpo tembloroso,
de tu calor y de tu amor, deseoso…

Amor mío, mis manos son mis cómplices
del deseo que me provocas,
acuden a consolarme, desesperadas,
para apagar el incendio que en mí desatas
y que ya tolerar no puedo
a riesgo de terminar perdiendo
la poca cordura que me queda…




Safe Creative #0810031050086

15 comentarios:

Arkantis dijo...

Precioso poema..me identifico con el..y no te imaginas cuanto..
Besos

BELMAR dijo...

lengua y latidos al mismo ritmo...

Downbound Train dijo...

Después de saltar de blog en blog, gracias a Arkantis te descubro y me quedo enganchado a él. Con tu permiso me pasaré más a menudo.

Por supuesto, en mi casa también eres bienvenida.

Besos de bienvenida

Rebecca dijo...

Puedes venir cuantas veces gustes, Downbound. No necesitas pedirme permiso pues esta es tu casa y me alegra que te haya gustado.
El bienvenido eres tú.

Downbound Train dijo...

Un placer tanto aquí como allí. En seguida me pongo a devorar tu blog.
Por cierto la foto del mouse, genial, de lo más sugerente.

Besos

fernando dijo...

mmmm me encanto. Haces vibrar al leerte. Besos.

P.D.: Si soy apasionado de Egipto.

Karnevoi dijo...

No sabes cómo comprendo este texto...

un besote

Catalina Zentner dijo...

Espléndidas las renovadas llamas de esta hoguera, avivadas por la sensualidad con que defines cada texto.

Un gusto volver a leerte, Rebecca, sin formalismos y con mucha pasión.

Max dijo...

Las arrugas de la mente se borran fácilmente, con una sonrisa.

Ksssss

Alexandra dijo...

Es como si lo hubiera escrito yo misma de tal real que lo siento Rebecca.

Mi amor está lejos aún, no llega y mientras tanto desespero de amor y de pasión.

Agradezco a mis manos por ser mis aliadas, como te sucede a ti. Deseo que no por mucho tiempo más ;)

Saludos

Rebecca dijo...

Me agradan vuestros comentarios y les doy las gracias por molestarse en leerme.
Piquinhos y abrazinhos

DULCE dijo...

Nena....este blog me sube la temperatura a 2000 grados!
Excelente!
Sigo leyendo....si no muero en el intento!
Biennnnnnnnn Rebeca, me fascina esta parte de tu personalidad!
besossssssssssss
Dulce

Casiniteveo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SUSANA dijo...

Bueno Rebecca, ciertamente mientras llega el destinatario, deberías practicar para estar en forma...lo que no se usa, se atrofia!

Jajajajajajajá!

Besitos Diosa!

Rebecca dijo...

Hay que hacer uso pero no abuso, dicen las malas lenguas... ¡pero que llegue pronto este señor!
¡Esto no pué ser! ;)