Guerra a la rutina

Ella caminaba con prisa por la acera más concurrida de la capital, llevando una pila de carpetas entre los brazos y con su bolso al hombro.

Ensimismada en sus pensamientos, no reparaba en los rostros de los transeúntes que, inevitablemente, la rozaban al pasar.

De pronto, su fino olfato la sacó de su propio mundo… un halo de perfume varonil la envolvía. Quiso descubrir el origen de aquella fragancia que trastornaba sus sentidos, y dando medio giro se topó con esos ojos profundos de avellana que la miraban con sensualidad.

Ruborizada, sólo atinó a sonreírle y continuó con su taconeo pausada, lentamente, hacia delante, entre el mar de gente.

En pocos segundos, el hombre se puso a su lado y le susurró al oído: “Hola, preciosa. ¿Puedo acompañarte?”. Tan cerca de ella estaba que podía oír el retumbo de su corazón y percibir cómo se le erizaban los vellos del cuello y se acrecentaba su rubor.

La joven no pronunció palabra, pero con su mirada dio a entender su asentimiento. Caminaron algunos metros totalmente conscientes de la cercanía de sus cuerpos y sus aromas, despertando sensaciones y deseo.

Al pasar frente a un puesto de venta de flores, él compró un ramito y se lo obsequió con galantería y ceremonia, robándole un beso de los labios sorpresivamente. El contacto ya estaba establecido, se habían gustado y bellos estremecimientos se desprendían como volutas mágicas.

Tomados de la mano, cruzaron la calle hacia otro sector más despejado, escapando de la marea humana a un nuevo universo. Hacía calor… la liviana blusa de la mujer no ocultaba el botón de sus senos erguidos por la excitación creciente, que hacía crecer la sonrisa del hombre… cuyo pantalón le estaba resultando estrecho.

-¿Lista para cuando lleguemos a casa, amor?

-¡Ohhh, siiii!! Sabes cómo hacerme entrar en clima… no dejas de sorprenderme.

-Juguemos cada día que podamos… la tarde es nuestra...

Mirándose a los ojos con ternura, los esposos subieron a un taxi… tenían un par de horas de libertad hasta que regresaran los niños.

32 comentarios:

Lydia dijo...

Otra vez sorprendida con ese olor que parecía tener muy cerca... casi oliéndolo a mi lado... viendo a ese hombre esperado, anhelado, el que no deja de regalarte miles de sorpresas.

¡¡ Es genial !!

Besito

THC dijo...

Me gusta esa situación tan pícara.
Al final, ¿les pillaron los niños?
:-)
besitos

Foxy dijo...

Es que el verdadero amor, se descubre como nuevo todos los días.. incluso con la misma persona. Besos

Patricia Gold dijo...

guau..lo que dijo Foxy me encantó..
es verdad.
La rutina es la enemiga mortal de todo amor.
muy buen post amiga.

no se dónde querés que pinche..:(
vengo de uno que me volvió loca con el chat..y ahora vos pinchando.si no me sale , otro día

Me río, alguien amigo el otro día veía que escuchaba a este señor en el msn..;)

besos miles

Patry

DIRTY CLOTHES dijo...

La familia Rufianes se siente más rastrera que cuando el Gobierno ocultó la crisis, pero se ve obligada a mendigar tu voto no por ganar el concurso, si no al menos para poder estar entre los tres finalistas y que el jurado valore su humor gráfico en vista a en un futuro poder salir en su periódico. Son así de vanidosos…
Si te gusta el blog y les votas, te darán las gracias. Si no, que ya sabemos que estas hasta lo cojon… de los spam, critícalos e insúltalos que eso les pone mucho. Y es que los trapos sucios se lavan en casa , o lo que es lo mismo, dirty clothes clean at home ;)
http://www.dirtyclothescleanathome.blogspot.com/

Tigris dijo...

Que bueno es volver a vivir un primer grato encuentro...muchas veces, combatiendo la rutina y enriqueciendo la relación. Sabes relatar muy bien el encuentro y sus detallles ,revelando cada fragmento de información en el momento preciso. Sigue escribiendo asi.
Un beso.

manuel rubiales dijo...

Gracias por el enlace, andamos entre tentaciones blogueras, no está nada mal...

Natacha dijo...

Inventar lo que sea para romper la monotonía, me parece precioso. Los dos han de poseer un buen sentido del humor, eso sí...
Me gustó tu blog Rebecca.
Te dejo un beso,
Natacha.

santiago dijo...

me resulta muy difícil trabajar la prosa, veo que tu la dominas perfectamente, un relato apasionante.
Un placer leerte

panterablanca dijo...

Nunca deberíamos dejar que la rutina durmiera el amor...
Besos felinos.

AriaDna ♥ dijo...

regálale una flor al amor de tu vida cada mañana y será eterno

un beso

Rebelde dijo...

Interesante y real historia, esa situación se dá de lo que todos pensamos y a mi personalmente me gustan....¡ hay que eliminar la rutina !.

Precioso e interesante blog, me alegro de haberlo conocido, seguiré visitandote.

Besos de un Rebelde desde el sur

TOROSALVAJE dijo...

La imaginación obra milagros, hasta reaviva el fuego olvidado.

Besos.

cadeca dijo...

sugerente blog....me gusto ...besotes **CADECA**

Rebecca dijo...

Fragancia a pino mezclada con aroma a hombre... Irresistible!!
Gracias, Lydia!


Pues no les pillaron los niños, Thc.
Y ellos continúan jugando...


Así es, Foxy. En el recomenzar de cada día está el secreto para que perdure el amor ;)


Guerra a la rutina, Patry! Es el único modo de mantener viva la llama...
Gracias por tu regreso, que estés bien!


Tigris, seguiré escribiendo para quienes me alientan, entre los que estás tú, guapo ;)


Tentaciones bloggeras, Manuel!
Bien dicho...

Rebecca dijo...

Linda Natacha, ellos tienen sentido del humor y mucho amor.
Sé bienvenida, y gracias por tus palabras!


Poeta Santiago, me halagas y te lo agradezco mucho!
Regresa cuantas veces quieras ;)


No dejemos que eso ocurra, Panterita! Es un continuo trabajo diario. Besitos!


Ariadna, cada día le regalo mi rosa perfumada, que él sabe apreciar ;)
Besitos, linda.


Rebelde, bienvenido a mi blog de fantasías! Celebro que te sientas cómoda en él y te invito a visitarme cuando gustes ;)


La imaginación es mi aliada, Toro. Cada día la exprimo un poco más... da buenos resultados!


Cadeca, muchas gracias!
Te recibo con un abrazo (esa foto de Jessica es espectacular!!!)

Verbo... dijo...

El simple hecho de imaginar un beso robado, me enloquece. ♥

M.

SUSANA dijo...

La imaginación, poderosa aliada Becca!

Buen trabajo Diosa!

Besitos muchos!

Danielle dijo...

Bello relato para un domingo a la tarde.
Saludos,

Danielle

Amie dijo...

los juegos son terriblemente excitantes cuando ambos y complices desean lo mismo. Besos con sabor pecado.

Anastasia dijo...

hummm ¡sabrosón!, juegos eróticos para que la pareja revitalice su sensualidad que se pierde con la rutina...

Yedra y Yago dijo...

Pienso que hay qye saber mantener la llama viva, y esta es una de las maneras. A mi me encanta hacer cosillasdel estilo, y lo de aprovechar los segundos antes de que lleguen losniños... ¡fundamental! jajaja.
Mucha gente estamos igual. Jajaja como amantes furtivos!
Un besote
Yedra

Indra dijo...

Es así, cuando llegan lo niños tines que reinventar la pasión... no puedes dejar que muera o caiga en la rutina....¡ me encantó!
un beso

Rebecca dijo...

Yo también adoro los besos robados, Verbo.
Eres de las mías ;)


Sigamos imaginando, Susana... Tengámosla rendida a nuestros pies.
La diosa eres tú, bellísima!


Woooww!! Me encanta que te guste, Danielle. Te recibo con alegría en mi hoguera.


Amie, así es... ahí van mis besos pecaminosos para ti ;)


Es como tú dices, Anastasia. Revivamos el fuego todos los días, bella amiga.


Yedra, es emocionante ser amante furtivo. Me adhiero a tus palabras.
Un besito para ti y para Yago también.


Indra preciosa, reinventemos la pasíón cada día de nuestras vidas.
Otro beso para ti.

PIER BIONNIVELLS dijo...

HUy si.. aprovechar esas horas, antes de que lleguen los peques. me encanta como lo has descrito los aromas las flores.. el momento.. lindo a morir.
abrazos.

Sirena dijo...

jajaja que bueno!!! me gustó mucho esta historia, soy de las que piensan que si entre las parejas se rompiera más la monotonía, serían más especiales y duraderas.

Muchos besos preciosa!!!!

MentesSueltas dijo...

Cada día... mantener la pasión, bellas tus reflexiones.

Te abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

CalidaSirena dijo...

Soy de las que piensan como tú, cada día tendría que ser un día distinto, diferente, donde la rutina no puediara hacer mella en nuestras vidas..
Excitante encuentro si señor..
Besotes muy cálidos preciosa

Rebecca dijo...

Si, Pier. Aprovechemos todos los momentos posibles! Gracias preciosa por visitarme.


Pues claro, Sirena! No habría tantas rupturas, la magia se mantendría siempre, como lo logras tú con Tigris seguramente.
Besitos princesa.


Te agradezco, Mentes Sueltas.
Acepto tu abrazo.


Cálida Sirena, más excitante no pudo ser ese encuentro lleno de nuevas emociones cada día.
Besos encendidos para ti dulzura.

Arkantis dijo...

Hay que poner freno a la rutina..o se apaga todo..

Reina dijo...

¡Genial Rebecca! No hay nada peor que la rutina, es el origen de muchos probemas y grandes rupturas.

Un beso

Soñadora dijo...

Rebecca, que interesante juego!!!
me encantó el relato!!!
tengo que ponerlo en práctica...Guauuuu