Panes de amor

Hace calor, y aquí estoy, con mis manos pegoteadas, llenas de masa, cocinando para ti. Junto con los ingredientes he puesto mucho amor, una copita de pasión y una bocanada de deseo.

Amaso lentamente pero con vigor, sintiendo cómo sube el mercurio del termómetro de pared, limpiando cada tanto mis manos en el delantal que me regalaste para una ocasión como ésta.

Mis manos retuercen la masa, la extienden, la enrollan… se forma una mezcla homogénea que desprende un vaho de delicioso encuentro. ¡Ya casi está lista!

Le doy forma a los panecillos, los espolvoreo con semillas de anís y los llevo al horno. Al cabo de un rato veo desde el visor de vidrio cómo crecen y se vuelven dorados, gimiendo bulliciosos dentro de la chapa caliente.

Iba a ducharme, pero llegas tú… Espías los panes y con un guiño cómplice me susurras: “Ahora amasaré yo para ti”.

Se acabaron los ingredientes… no hay más harina, ni sal, ni pimienta…”, te digo con inocencia y un dejo de culpabilidad.

Tengo los mejores ingredientes, Rebecca, en tu propio cuerpo…

En fin, hoy pude comprobar que tú eres mejor cocinero que yo, sin ninguna duda, mi amor…

18 comentarios:

Belén dijo...

Buf, pues claro!

Para amasar con cariño, la carne humana ;)

Besicos

Lydia dijo...

Todo bien amasadito, donde precisamente la masa y su movimiento es de lo más erótico... no sé, la harina, las manos remetiéndose en el cacho de masa, esos movimientos circulares, todo al estilo del cartero siempre llama dos veces.

Tigris dijo...

Esos si que son momentos deliciosos, incluyendo la sensualidad y el amor como importantes ingredientes.Son instantes con mucho sabor.

Rebelde dijo...

Por lo que leo Rebeca los dos sois unos magnificos cocineros que se complementan, tu....experta en amasar y dar formas y el.... "un monstruo" dandole el "punto" exacto al plato...jajaja.
Me alegro de que hayais tenido un magnifico almuerzo o...cena.

Besos de un rebelde del sur

THC dijo...

Jo Rebecca, me has despertao el apetito. Creo que le voy a regalar un delantal a mi chicha para que me haga panecillos mientras yo miro su culito al aire. Y después, si quiere que me haga "la comidita" taambién.
saludos y besitos.

Amie dijo...

mmmm, como bien dices ...esto es una hoguera ;). Delicioso relato , es super sensual una mezcla perfecta , harina.. piel ... sudor.. ( sin mas ingredientes ;) ) riquisimo sin dudarlo.
muchisimos besos con sabor a pecado guapisima.

SUSANA dijo...

Soooo, muy interesante receta Becca!

Ahora entiendo tu fascinación por la cocina!

Besitos Pretty Girl!

EMBRUJADA dijo...

Uff....entre tu panes de amor y mi baño de espuma...jeje estamos preparadas para empezar el sàbado noche .

Besos dulces corazòn.

Embrujada.

belita dijo...

Creo que es un poco tarde para meterme en la cocina pero... Jajaja, lo intento.

Besos

manuel rubiales dijo...

Pues si, un plan gastronómico altamente voluptuoso, del que merece los adjetivos más favorables de la "alta cocina".

Vino y besos

Rebecca dijo...

Amig@s, no sabéis lo ricos que me salieron los panecillos!
Mmmmmmm... os lo aconsejo, más aún la receta que él preparó especialmente para mí, acompañada de un buen vino ;)

Besos ardientes desde mi cocina, ejemmm.. digo, desde mi hoguera.

MentesSueltas dijo...

El amor y los sentimiento se manifiestan en muchas cosas, la comida por ejemplo.


Te abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

TOROSALVAJE dijo...

Seguro que todo estaba de primera.

Que os aproveche.

Besos.

La brisa de la noche dijo...

Buena comida...

santiago dijo...

bien amasado y bien preparado, deliciosos postres
un place leerte

toñi dijo...

Huyyyy que peligro, si te coge así cada día va a ser mucha comida seguida y te puede hacer engordar un pelin jajaja. cuidadin. Un beso

protos669 dijo...

Hola Rebecca,

Eso si, ten cuidado por que en la cocina la temperatura puede ser muy, muy elevada...Aunque la dieta propuesta es de lo más sugerente e interesante.

Besitos calidos...o ardientes?

Max dijo...

Más que interesante sesión culinaria.
amasando, amasando.... :-)

Kssss de harina