Poseída

Estoy sentada frente al ordenador, totalmente desnuda… ya sé, no estaba así hace un rato, pero decidí hacerlo de este modo ya que el calor que siento es excesivo.

No he podido dejar de pensar en ti, y en todas las promesas inconclusas, esos momentos que quedaron suspendidos en el aire de nuestros pensamientos.

Esperé largamente tu llamado. Estuve mucho tiempo conectada, impaciente, para tener comunicación contigo, fumando un cigarro tras otro…

Y me has recompensado. Aquí llegas… me encuentras en este estado de pleno calor voluptuoso, con mi entrepierna húmeda de tanto pensar en ti y no lo dudas ni un instante.

Untas tus dedos con mi néctar y los saboreas con los ojos cerrados. “¡Delicioso!”, me dices… la locura ya se apodera de ti y me tomas en brazos con tus labios prendidos de mi pezón.

Ufff, qué calor hace aquí! La noche promete, acaba de comenzar a caer un leve rocío sobre la hierba del jardín, pero no me importa. Sobre el césped depositas mi cuerpo y comienzas a amarme, a besarme, a poseerme de un modo felino, así como a mí me gusta, haciéndome enardecer aún más.

El rocío comienza a tornarse llovizna… es lo único que podrá aplacar el fuego de mi hoguera, pero sólo después de dar rienda suelta a mis sentidos, embriagada totalmente de ti, llena del poder de tu falo henchido y deseado, que supo poseerme una vez más…


12 comentarios:

MEDEA dijo...

Aunque la hierba estaba húmeda, seguro que apenas recostaros sobre ella, el rocío fué evaporado hacia el cielo donde los dos soñabais.
Si te gusta opinar de sexo te invito a que des tu opinión en mi nuevo blog www.pasionesdemedea69.blogspot.co
Me interesan las opiniones todas, y la tuya en especial.
BESOTES REBECA

isis de la noche dijo...

Guao!!

Qué bella metáfora la de apaciguar el fuego interior con el fuego de su pasión jeje..

bellísimo relato, Rebeca...

besos!!!

Anónimo dijo...

Querido amigo:
Mi nombre es Marcos, vivo en el sur de la Pcia de Buenos Aires, Argentina. Mantengo desde hace apróximadamente un año y medio un blog sobre sexualidad conocido como "Tus Confesiones". Me gustaría compartir con tu sitio los visitantes, para ello te invito a un intercambio libre de banners (sin pagos) que publiciten nuestras páginas.

Nuestra Dirección: http://www.tusconfesiones.blogspot.com/
Nuestro mail: tusconfesiones@hotmail.com

Belén dijo...

Yo en el césped no puedo, tengo alergia!!!

Besicos

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Bueno yo no tngo ningún blog erótico, pero me encanta leerte.Un besote cálido.

Lydia dijo...

A veces las gotas más que apagar el fuego, acaban avivándolo... jeje...

ALF dijo...

Fabuloso escrito y descripciones eróticas muy bien logradas. Una experiencia que hace tiempo no experimentaba a pesar de mi ya avanzada edad.
Te felicito desde México y te mando un beso, pero qué beso, uno solo a la mexicana y donde te lo quieras acomodar, je, je.
Alf el tapatío.

Rebecca dijo...

Uffff! Aún sigo enardecida... jajaja!
;-)

Gracias por visitarme, a tod@s!

Ipnauj dijo...

El calor agudiza los sabores del amor.

Un gran saludo.

Susy dijo...

Guauuuuu,jajjajaj

Ignacio dijo...

Poseerse; en la yerba húmeda fresca, con el calor de dos cuerpos húmedos, deseados, y además que finas gotas de lluvoa te mojen la espalda al mismo tiempo...

Así lo imagino, un cambio de temperaturas extremas, en el máximo clima nocturno.

Besos.

pefipresa dijo...

Me ha gustado,,,, ese deseo ,, la espera,,, y ese fuego.
Gracias por dejarte leer..