Quién sos?

Llego de trabajar, luego de una jornada complicada, con ganas de sentirte de nuevo en este preciso instante… pero ¡cierto! ya no estás… desde aquel día… hace casi un año…

Agrego leña al fuego del hogar y me detengo unos instantes a mirar cómo las lenguas doradas crujen y destellan rodeándome de un calor delicioso. Me quito los zapatos y me desplomo en el sillón, sin energía… Cierro los ojos y comienzo a relajar mi cuerpo cansado, desconectando mis pensamientos.

La lluvia crepita en el jardín y me hipnotiza de a poco, lluvia que oculta la luna llena que anoche ostentaba su cara redonda con total desparpajo. Oigo pasos que se acercan, pero mis músculos no responden. Mi razón tampoco. Creo que estaba esperando este momento... ¿Quién podrás ser? Mmmm… no importa… Podrías ser el vecino fornido, ese que cuando saca a pasear a los perros me saluda con tímida lascivia… o bien el vigilante de la calle, que se quita el sombrero cuando paso, o… -¿por qué no?- tal vez seas vos, que un día me dejaste muda de asombro por tu precipitada partida, prometiendo volver… Pero prefiero no saber… aunque bien podrías ser un perfecto ladrón…

Te acercás y percibo -sin mirarte- la sonrisa que dibuja tu boca. Te imagino quitándote el abrigo y arremangando tu camisa, sacándote los zapatos... Te oigo caminar sigilosamente hacia mí, envolviéndome en tu salvaje fragancia, y masajeás con lentitud mis hombros, mi cuello… Despejás mi cabello desgreñado… ¡qué bien se siente! Sonrío sin mirarte, agradecida… y dejo que mi cuerpo se deje modelar por la sutileza de tus manos.

Tus dedos desabotonan mi blusa en movimientos exageradamente lentos. Mi sonrisa se amplía y se humedece de deseo; un rubor espontáneo se apodera de toda mi piel. En pocos segundos siento cómo la seda de mi blusa se resbala a un costado, como si se alejara besándome... Lucho por quedarme quieta, sin embargo, mis células se han activado ante tu designio y no quiero perderme el momento que vendrá, completamente embriagada ya. Me abrazás desde atrás y me instás a incorporarme. No opongo resistencia, y me estremezco cuando desabrochás el sostén.

Acariciás mis pechos y trazás círculos con la punta de tu dedo: ahora mis pezones son como faros que se elevan en la oscuridad de la noche invernal, imponiendo su presencia y reclamando atención. Mis piernas apenas pueden sostenerme... los vahídos me arremeten sin piedad y el calor me atormenta de un modo atroz. ¡Uffff, sí… qué calor!

Te estoy sintiendo y no tengo miedo, aunque irrumpe en el silencio tu aullido brutal y descubro el reflejo del fuego en tus ojos profundos… Síiiiii!!! ya sé quién sos… Llegaste con la luna llena y aquí estás, mi hombre lobo, hoy serás mío… todo mío… ¿Mañana partirás…? No importa, porque hoy estás entre mis brazos… y no me importará esperar tu regreso dentro de cuatro lunas…

Tras el surco del horizonte,
los pájaros veraniegos
acompañan el renacer del nuevo día
aleteando... majestuosos...
De la noche sólo queda un recuerdo
de tus aullidos plañideros,
de tu llamada sensual,
invitación a una danza quimérica.
Hombre lobo, extirpé tus garras,
acaricié tu suave vello
y te volví mi amante...
te volví desvarío... pasión ciega...
Hombre lobo, conjunción animal
de calor y alto voltaje,
sé mi dueño cada noche
de luna llena, de luna eterna.

3 comentarios:

Ricardo Musso dijo...

Uffff…, que sensual relato!, te felicito.

Que suerte la de ese Hombre Lobo haberte encontrado!.
Cuando generalmente le huyen, vos lo has convertido en tu amante, y seguramente lo pasarán muy bien.
La luna llena dura una semana. Así que sería conveniente que vayas anunciando en tu trabajo que te tomarás una “licencia”…; no creo necesario que aclares el porque…; “razones personales” será suficiente!.

Besos.
Rik

Rebecca dijo...

Ahora que aprendí a decir "auuuuuuuuuuuuuu", podría tomarme una semanita... gracias por la idea, Rik!!! ;)
Besitos!

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas letras van desnudando la pura y genuina belleza de este germinal blog, si te va la palabra encadenada, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos truhanes...